miércoles, 29 de octubre de 2008

Mal de escuela de Daniel Pennac


Mal de escuela es la última obra publicada en España del autor y profesor francés Daniel Pennac seguramente conocido por alguno de vosotros como el autor de Como una novela. Su lectura está recomendada para todos, tanto alumnos como padres o profesores, pero creo que está especialmente indicada para los docentes ya que es un auténtico ejemplo de cómo no hay que dar a nadie por perdido. Es una alabanza a la labor de los buenos profesores que en el mundo han sido y son, porque como dice Pennac "basta un profesor -¡uno solo!- para salvarnos de nosotros mismos y hacernos olvidar a todos los demás." Un homenaje a todos los que en algún momento de nuestra vida nos hemos llegado a sentir unos auténticos zoquetes.

3 comentarios:

ana dijo...

Yo también me siento un zoquete cuando tengo el atrvimiento de ennseñar y entusiasmar a los alumnos con algo tan absurdo para ellos como el morfema derivativo o la pesada prosa de una leyenda de Bécquer. Zoquetes e incapaces nos podemos sentir todos, alumnos y profesores, cuando nos enfrentamos al natural conflicto diario que supone trabajar, estudiando o dando clase, y ahí creo que aprendemos todos. Una vez aceptado esto, descubrir los morfemas derivativos en las palabras puede resultar muy entretenido.

Viejo profesor dijo...

Todos aquellos profesionales del "ramo" que alguna vez han pensado que lo sabían todo sobre la educación deberáin leerse este libro. No está mal que de vez en cuando nos replanteemos nuestras prácticas en el aula. Los absesionados por buscar "culpables" de la situación educativa no suelen mirar hacia dentro porque es muy duro volver a empezar...

Anónimo dijo...

Mal de escuela intenta abordar el tema de la escuela y la educación desde el punto de vista de los malos estudiantes.
Daniel Pennac lo enfoca desde su propia experiencia. Aunque podríamos pensar todo lo contrario él resulto ser un mal estudiante definiendose así mismo como un "zoquete".
Su etapa como profesor le permite reflexionar sobre un espinoso asunto como es el fracaso escolar.
Por medio del humor, ternura y análisis crítico trata el problema de la educación, la perdida de valores en nuestra sociedad y la dificultad de nuestros alumnos para adquirir los conocimientos y la madurez necesaria para desarrollar un criterio propio.
Finaliza el libro con un rayo de esperanza. Afortunadamente hay profesores y familias que se implican y logran que un mal estudiante se convierta en profesor y posteriormente en novelista de la talla de Pennac.
Pedro y Vane